¿Has recurrido alguna vez a una frase hecha tipo “Te acompaño en el sentimiento”  para dar el pésame, porque no sabes qué otra cosa decir?

Yo Sí. Hasta que un día, me paré a pensar en el significado literal de la frase y para qué servía. Realmente es imposible acompañar en el sentimiento a nadie ya que el sentimiento es de cada uno, lo siente de una forma diferente y no nos podemos poner en su lugar. Luego, este tipo de frases, ni acerca, ni ayuda ni consuela a la persona afectada.

¿Entonces? ¿qué podemos decir?

Realmente no hay palabras, frases exactas ni fórmula mágica que respondan a esta pregunta. Todo depende de lo que necesite la persona afectada y en el momento que se encuentre. Con lo cual a algunas personas probablemente nada de lo que les digamos les reconfortará.  Únicamente la compañía en el silencio, en la escucha y estar para el otro servirá para que se sienta arropado y apoyado en su dolor.Un dolor que perdurará, no sabemos durante cuanto tiempo… con lo cual otras frases como “no estés triste”, “el tiempo lo cura todo”, “no te preocupes” tampoco ayudarán…

Realmente, si queremos ayudar a la persona no tenemos que olvidarnos de lo siguiente:

  1. Pensar que el duelo es largo en el tiempo (depende de la evolución de cada persona). Por lo tanto no te olvides de hoy para mañana de lo que está pasando esa persona. Después del tanatorio viene lo más difícil y ahí es donde se necesita más apoyo.
  2. duelo-fallecimiento-300x180Acompañar sin quitar importancia a las emociones de la persona afectada. Deja que las transite y las exprese. La tristeza y el dolor, nos hace parar para mirarnos hacia adentro, escuchar y sentir la pena para poder “curarnos”.
  3. Cuida a la persona pero no le des consejos a no ser que te los pida. Con el fin de ayudar tendemos a decirle a las personas lo que tienen que hacer y cuando. Imagínate que cada persona te dice lo que tienes que hacer en un momento tan difícil… probablemente nos angustiaría más.
  4. No saques recurrentemente el tema conversación sobre lo ocurrido ni lo evites. Todos somos diferentes y no necesitamos lo mismo para adaptarnos a la nueva situación. De echo hay personas que no lo vuelven a hablar porque es su forma de “curarse”.hand-846092_1920

5. Ofrece tu ayuda, pero no la impongas si no la quieren.No se trata de agobiar, se trata de que la persona sepa que estás ahí.

Espero que este artículo te ayude a tener más recursos cuando te encuentres en una situación similar.

También puedes hacer alguna sugerencia o compartir alguna cosa con nosotros estaré estaré encantada de recibirla.

Muchas gracias y hasta el próximo día!

By | 2017-09-07T11:23:40+00:00 noviembre 7th, 2016|Artículos|0 Comments

Leave A Comment