Es evidente que separarse es mucho más que tomar una decisión. Es cambiar la vida de todas las personas que forman el sistema familiar, incluidos los abuelos y tíos. Pero si hay alguien a quien especialmente afecta una separación es a nuestros  hijos. Por más que nos empeñemos la repercusión de la noticia no deja de ser impactante para ellos y es necesario gestionarla adecuadamente desde el principio. Y por ahí vamos a empezar… por el principio: ¿Cómo y de qué manera les damos la noticia?. A continuación encontraras las cuatro claves fundamentales para hacerlo.

A photo by Alejandro Escamilla. unsplash.com/photos/BbQLHCpVUqA1.- Preparar la conversación. Es esencial tener claro cuál es el objetivo de la conversación y la edad que tienen los hijos para hacer un discurso adaptado a su edad.

Si son muy pequeños, existen cuentos y otras herramientas  que os pueden ayudar.

Y si es necesario recurrid a un profesional especializado que os ayude. Este es uno de los momentos más importantes y delicados para vuestros hijos y depende de como lo hagáis generará un impacto diferente.

2.- Dar la noticia. ¿Cómo?

  • Generando el contexto. Escoger bien el lugar y el momento adecuado generará el ambiente propicio para tal fin.
  • Sin dramatizar. Al tratarse de uno de los momentos más importantes y difíciles, es necesario que vuestros hijos os vean tranquilos y seguros.
  • Dando una visión de cambio en la familia. Haciéndoles ver que seguiréis formando una familia diferente y que los dos seguiréis siendo sus padres.

Reforzando, sobre todo, el amor que tenéis hacia ellos y  que ninguno desaparecerá de sus vidas aunque ya no vayáis a vivir juntos.

  • Siendo sinceros. Decir lo justo y necesario de los motivos de la separación sin utilizar lhand-838975_1920as palabras divorcio o separación. Enfocándolo más como “papá y mamá ya no se quieren como novios pero sí como amigos“.

Explicarles que va a ser un cambio muy importante en sus vidas y en lo que les va a afectar. Informarles de los horarios, del nuevo régimen de visitas, donde van a ir a vivir y como os vais a organizar, será una tarea fundamental que les ayudará a sentirse más seguros y apoyados frente al cambio.

3.- No discutir delante de ellos. Las diferencias que tengáis como pareja o ex pareja no tienen nada que ver con vuestros hijos ni con vuestro conflicto. Así que absteneros de hacerlos parte y/o protagonistas del problema y evitar que tomen responsabilidades que no les corresponden. Suficiente tienen con lo suyo como para que encima se sientan culpables de una situación que no han generado ellos.

Depende mucho de vuestros actos la respuesta de ellos.teacher-590109_1920
4.- Comunicar a las personas que forman parte de su vida la situación (incluso por anticipado). Profesores, médicos, familiares y amigos, deben estar informados del nuevo escenario. Los niños, suelen expresar sus emociones a través del comportamiento, por eso, las personas que más se relacionen con ellos, tienen que prestarles especial atención para poder observarlos y evitar futuras complicaciones.

Si estás en esta situación, puedes contarnos como te ha ido.

Hasta el próximo lunes.

By | 2017-09-07T11:23:40+00:00 octubre 24th, 2016|Artículos|0 Comments

Leave A Comment