8 reglas de oro que te ayudarán a mantener el rumbo

Si tienes entre 35 y 55 años, hace más de 2 años que estás desempleado, buscas y no encuentras trabajo, crees que no sirves para nada, que nunca lo encontrarás, estás frustrado, amargado y tienes la cabeza llena de sentimientos negativos, no vas por el buen camino. Así que cambia de rumbo, y escoge el único camino correcto. El camino que sigue hacia adelante.

A continuación encontrarás las 8 reglas de oro que te ayudarán a mantener el rumbo.


1.- Levántate a una hora razonable
y no te quedes en pijama. Programa actividades que te mantengan ocupado y que hagan sentirte productivo. No hacer nada te llevará a no tener ganas de hacer nada.

2.- Acepta la situación. Si te avergüenzas de tu situación dejarás de madrugarrelacionarte con colegas y amigos. En ese caso solo ganarás desmotivación,  pérdida de ilusión y oportunidades.  La aceptación implica reconocer lo ocurrido y ponerte en acción.

3.- Organízate. Tu trabajo no es buscar trabajo es encontrarlo. Establece un horario y cúmplelo.  Si dedicas la mayor parte del tiempo a buscar trabajo puedes llegar  a la pura saturación y agotamiento. Necesitas tiempo para ti también.

4.- No te quedes encerrado en casa. Por mucho que te cueste o no te apetezca  no dejes de relacionarte. Cada vez que no lo haces pierdes una oportunidad de enterarte de algún trabajo a través de algún contacto.

actividad5.- Haz ejercicio físico. Cuídate, está demostrado a través de varios estudios que los parados de larga duración tienen más riesgo de sufrir estrés, insomnio, ansiedad, fobias, asma, úlceras, artritis y depresión.  Y por mucho que te empeñes sin salud no hay trabajo.

6.- Actualízate. Dedica todos los días un tiempo a mantenerte informado de las cosas de tu sector, a la formación y/o a la lectura. Estar al día puede significar el éxito en una entrevista de trabajo y hacer algún curso, además de conocimientos, te puede aportar nuevas relaciones que probablemente pertenezcan a tu sector y pueda surgir una nueva oportunidad.

7.- Trabaja tu autoestima. Revisa periódicamente las cosas que hiciste bien en tus trabajos anteriores y tus logros. Es una buena forma de mantener tu cerebro conectado a los sentimientos positivos y darte fuerza para continuar.

8.- No vayas de víctima, la pena no vende. Si vas de víctima te colocas en una posición de inferioridad y esperas que te solucionen la vida los demás.  De manera que hazte responsable de la situación y ponte en acción. Esto solo depende de ti.

Estas 8 reglas de Oro están relacionadas básicamente con tu persona,  con tu ser (no sentir vergüenza de la situación,  cuidarte, quererte…)

No os perdáis el próximo artículo, ya os adelanto que hablaré de diversas actividades  y herramientas que os ayudarán a mejorar en vuestra búsqueda de empleo.

Hasta el próximo día.

 

By | 2017-09-07T11:23:40+00:00 septiembre 21st, 2016|Artículos|0 Comments

Leave A Comment